facebook
twitter
logotype
img1
img2
img3

Iced Earth - Dystopia


Todo disco con un nuevo vocalista supone una prueba de fuego. Y el caso de Iced Earth no era ninguna excepción. La marcha (segunda marcha) de Matt Barlow conllevó la llegada de Stu Block, procedente de los Into Eternity, una de las mejores bandas canadienses de la última década, aunque bastante desconocida para el público mayoritario.


Este relevo, sin duda, ha traído nuevos bríos a esta formación americana y sólo puede celebrarse como una gran noticia en todos los sentidos. Individualmente, Block brilla y ha sorprendido por su versatilidad. Acostumbrados a unos registros mucho más guturales y/o rasgados voces limpias a cuentagotas, en "Dystopia" se descubre como un formidable vocalista de Heavy Metal.


En alguna parte he leido que, aquí, Stu Block parece ser la suma de Matt Barlow y Ripper Owens (su sustituto cuando abandonó Iced Earth por vez primera). El comentario es bastante acertado.


Su interpretación parece dar siempre en el clavo: en los tonos graves, los temas se redondean y ganan en empaque; en los agudos, se afilan y acuchillan.


La segunda circunstancia más relevante es que este fichaje ha insuflado energía e imaginación al líder y principal compositor de la banda, Jon Schaffer, que, en los últimos años, no había capaz más que de parir unos discos bastante anodinos.


En "Dystopia", el cerebro de Iced Earth se muestra lo suficientemente brillante como para poder decir que se trata de el mejor disco del grupo desde, al menos, "The Glorious Burden", del año 2004. Fue, curiosamente, el primer disco que grabó Ripper Owens en lugar de Barlow, que, pese a ser visto como el cantante original, a su vuelta, ha participado en trabajos más bien mediocres. Paradojas de la vida... y del metal...


El disco abre con el tema homónimo, "Dystopia", y es ya una excelente carta de presentación de los Iced Earth en su versión 2011. Otras composiciones como "V", "Anthem" y el inspiradísimo medio tiempo/balada "End Of Innocence" evidencian una revitalización clara de la banda.


Con muchas miradas puestas sobre ellos, Iced Earth han superado el exámen con nota y, de paso, han rejuvenecido y se han quitado algunas arrugas con la llegada de su nuevo cantante.


Del mismo modo que otros dicen: "El rey ha muerto...¡Larga vida al rey!, nosotros proclamamos: "Matt Barlow se ha ido... ¡Larga vida a Stu Block!"

12.jpg

Año
2011
Sello
Century Media
Puntuación
8/10